.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Hay amores

Hay amores que se vuelven resistentes a los daños, 
como el vino que mejora con los años, 
así crece lo que siento yo por ti. 

Hay amores que se esperan al invierno y florecen 
y en las noches de otoño reverdecen 
tal como el amor que siento yo por ti. 


Mi piel, no te olvides del mar 
Que en las noches me ha visto llorar 
tantos recuerdos de ti