.

martes, 20 de diciembre de 2016

Intimidad


La noche vuelve secreta
a tantear mi cuerpo,
me penetra lenta y suave
me abro
como una flor nocturna.....

Orietta Lozano

Pasiones LíquidaS



La lluvia
como una lengua de prensiles musgos
parece recorrerme, buscarme la cerviz, bajar,
lamer el eje vertical,
contar el número de vértebras que me separan
de tu cuerpo ausente.

Busco ahora despacio con mi lengua
la demorada huella de tu lengua
hundida en mis salivas.

Bebo, te bebo
en las mansiones líquidas
del paladar
y en la humedad radiante de tus ingles,
mientras tu propia lengua me recorre
y baja,
retráctil y prensil, como la lengua
oscura de la lluvia.

La raíz del temblor llena tu boca,
tiembla, se vierte en ti
y canta germinal en tu garganta.

José Ángel Valente- El Temblor

jueves, 15 de diciembre de 2016

Gente Necesaria


Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales,
que con sólo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente,que con
solo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas.
Que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
llega hasta todos los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después, como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria,
pues sabe, que a la vuelta de la esquina,
hay gente que es así, tan necesaria.



 Hamlet Lima Quintana


sábado, 10 de diciembre de 2016

Dark


[Fotografía: Cristina Otero]
Hay una vida perdida,
vida que no encuentra una forma segura,
una ruta determinada.

Oscurecida por el dolor,
se alimenta de su propia inseguridad,
el dolor la aterroriza
en aperturas desbordadas,
encerrada en la torre de la desesperanza
ser que experimenta sentimientos burdos

Escuálido placer malvado
impregnado de locura,
se tatúa una sonrisa diabólica
porque no conoce de emociones
ni de magia
ni esperanza.

Mientras se aisla en su torre nevada
su vida pasa
mi vida crece
© MaRía

viernes, 9 de diciembre de 2016

EllaS




A mi primer amor lo conocí al nacer, Luz era su nombre. Su poder
enorme siempre me hizo ver la vida tan lúcida y tan bella. Ella me
 enseñó a crecer jugando a contar estrellas cada anochecer.
Creí enmudecer cuando Ilusión tocó mi corazón de adolescente, me
 enamoré perdidamente. Era tan bonita, mi flor favorita, mi otra
 mitad. Me dijo que los sueños también se hacen realidad.
Perdida en la ciudad vi a Indiferencia andando distraída, cada día,
 sin saber que yo existía. Su mirada ausente entre la gente no me
seducía, demasiado fría. Algo me decía : "¡Desconfía!".
Mientras, Melancolía me quería con locura. Cada noche aparecía en mi
 cama medio desnuda y me abrazaba. Urgaba entre mis cicatrices, yo
sollozaba. Su piel no otorgaba días felices y la abandoné. Olvidé su
hechizo y su regazo, porque pronto conocí a Pasión, fue como un
flechazo. Unidos cada madrugada, mi amada, siempre haciéndome el amor
 entre hojas de papel mojadas.



Ellas, bálsamo para tu herida.
La vida tiritando en una estrella.
Luciérnagas que tiemblan en tu pecho.
Los besos de un naufragio.
Andamio que restaura los recuerdos.
El sueño en el que sueñan los cautivos.



Conocí a Constancia al poco tiempo, me atrajo su fragancia y desde
aquel momento la fui conociendo. Su autoestima y disciplina me
dijeron: "No abandones, tendrás un sitio en la cima con los mejores."
 Pero sufrí mal de amores cuando Envidia me miró al pasar. Otra
vampiresa que besa y que te hace sangrar. Al hablar mentía, quería
matar mi fe. Puso veneno en la lengua de aquellos que me crucé. Fue
por eso que lloré junto a Nostalgia cada tarde, sintiéndome un
cobarde si venia a acariciarme.
Hasta que un día Soledad llamó a mi puerta y me paralizó, me abrazó
 rompiendo mi armazón. Y yo, vi pasar los meses, no quería ver a
nadie. Hasta que encontré a Esperanza esperándome en la calle. Ella
me habló de un futuro y de luchar por él, me dijo: "Libertad te
espera, ella siempre te será fiel".


Ellas, bálsamo para tu herida.
La vida tiritando en una estrella.
Luciérnagas que tiemblan en tu pecho.
Los besos de un naufragio.
Andamio que restaura los recuerdos.
El sueño en el que sueñan los cautivos.
Como viejas amantes, regresan del olvido.
Has dormido ya en sus brazos, pero todo es nuevo.
El hecho de vivir deja secuelas, ellas.
Y como un licor suave te envuelven.
Siempre es tarde cuando ya se han ido.
Vencer del renacido en desastre, buscaste su luz entre escombros,
todo irá bien y aunque duela, toma su mano y vuela con ellas.


Ellas. Dejaron su huella en mi, el amor y el abandono, sensaciones
que viví. Despertando así encantos, abriendo pasiones y heridas.
Ellas. Amantes de un instante o de una vida.
Ellas. Estrellas y espinas. Bellas damas que te aman o te asesinan.
Las encontré entre las esquinas, brillaban como diamantes.
Ellas. Amantes de una vida o de un instante.



Como viejas amantes, regresan del olvido.
Has dormido ya en sus brazos, pero todo es nuevo.
El hecho de vivir deja secuelas.
Ellas...

lunes, 5 de diciembre de 2016

Hoy

-Para todos vosotros , todos los que compartís instantes en mi hoy
Gracias


No existe un día mas hermoso que el día de hoy.
Ayer fui, hoy soy, mañana seré ...

Por eso hoy te digo que te quiero
hoy te escucho,
hoy te pido disculpas por mis errores
hoy te ayudo
hoy comparto lo que tengo
hoy me separo de ti sin guardarme
ninguna palabra para mañana
porque hoy respiro, transpiro, veo,
pienso, oigo, sufro, lloro, huelo
trabajo, toco, río, amo..
hoy estoy como tu.

Elsa Bornemann.

sábado, 3 de diciembre de 2016

A día de hoy, a día de Siempre

Creo en ti 

.......  en esta puta y maravillosa casualidad

que me ha regalado la vida 

que me ha dado todo 

que me ha quitado todo

 que no la cambio por nada 

 que la abrazo cada noche

sea como amigo

sea como amor

sea como sea......... siempre serás más que todo 


María

viernes, 2 de diciembre de 2016

Mujeres


   Las mujeres de mi generación son las mejores. Y punto. Hoy tienen cuarenta y pico, incluso cincuenta y pico, algunas más... y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales. Hermosamente reales.


     Casi todas, hoy, están casadas o divorciadas, o divorciadas y vueltas a casar, con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero, y al cuarto intento. Qué importa…


       Otras, aunque pocas, mantienen una pertinaz soltería y la protegen como ciudad sitiada que, de cualquier modo, cada tanto abre sus puertas a algún visitante.

            Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de Los Beatles, de Bob Dylan…. Herederas de la “revolución sexual” de la década de los 6O y de las corrientes feministas,otras con resabios de 'esas épocas.... que, sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción.


          Jamás vieron en el hombre a un enemigo a pesar que le cantaron unas cuantas verdades!, pues comprendieron que emanciparse era algo más que poner al hombre a trapear el baño o a cambiar el rollo de papel higiénico cuando éste, trágicamente, se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja.


           Son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan. Usaron faldas hindúes a los 18 años, se cubrieron con suéter de lana y perdieron su parecido con María, la virgen, en una noche loca de viernes o sábado después de bailar.


       Hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo. Aquí hay algunas razones de por qué una mujer de más de 40 nunca te va a despertar en la mitad de la noche para preguntarte…. “Qué estás pensando?” No le interesa lo que estás pensando!!!


         Si una mujer de más de 40 no quiere mirar un partido de fútbol, ella no da vueltas alrededor tuyo. Se pone a hacer algo que ella quiere hacer y generalmente es algo mucho más interesante. Una mujer de más de 40, se conoce lo suficiente como para estar segura de sí misma, de lo que quiere, y de con quién lo quiere.

     Son muy pocas las mujeres de más de 40 a las que les importa lo que tú pienses de lo que ella hace. Una mujer de más de 40, tiene cubierta su cuota de relaciones “importantes” y “compromisos”. Lo último que quiere en su vida es otro amante posesivo.


            Las mujeres de más de 40 son generalmente generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente. Tienen suficiente seguridad en sí mismas como para presentarte a sus amigas. Solo una mujer más joven e inmadura puede llegar a ignorar a su mejor amiga.


       Las mujeres se vuelven psíquicas a medida que pasa el tiempo. No necesitas confesar tus pecados, ellas siempre lo saben. Son honestas y directas. Te dicen directamente que eres un imbécil si es lo que sienten sobre ti. Tenemos muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 40 y por múltiples razones.


          Lamentablemente no es recíproco. Por cada impactante mujer de más de 40,50 inteligente, divertida y sexy hay un hombre con casi o más de 50… pelado, gordo, barrigón y con pantalones arrugados haciéndose el gracioso con una chica de 20 años.


¡¡Señoras….. les pido perdón por ello….!!!


Santiago Gamboa[Bogotá , 1965]

sábado, 26 de noviembre de 2016

Dos clavos a mis alas

Aquí y allá no he buscado 
enfrentarme con nadie, 
sé que puedo vivir unos días sin aire, 
pero es mejor respirar, y así me va... 
La actitud no es moneda de cambio, 
este año te dejan a un lado, 
y mañana te dejas querer. 
La salud se va dinamitando 
sin poder evitarlo. 

Y aun así esperare 
pon un beso en la otra mejilla 
y corre de lo que todo lo olvida. 

Pon dos clavos a mis alas 
veneno que apague mi voz 
Si me quieres callar 
Pon dos clavos a mis alas 
cemento en mis zapatos 
y tírame al mar 

He vuelto a empezar 
no creí que fuera necesario, 
explicar un porque aunque 
soy te lo doy o cambio 
pero es mejor no temblar 
ni rechizar nunca pasa el tiempo 
con quien no este 
dispuesto a besarlo conmigo 
y mañana te dejas querer 
La salud se va dinamitando 
sin poder evitarlo. 

Y aun así esperare 
pon un beso en la otra mejilla 
y corre de lo que todo lo olvida. 

Pon dos clavos a mis alas 
veneno que apague mi voz 
Si me quieres callar 
Pon dos clavos a mis alas 
cemento en mis zapatos 
y tírame al mar. 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Como la arena


Im Everything That You far by A idusia


¡Amo los relojes de arena!
Me reconozco afín a la rubia y diminuta piedra
Porque voy en las alas del viento
que me deja caer en las orillas quietas de las almas

¡Si, soy afín a la arena!
Aunque veas mi piel como de azúcar negra
Llevo su íntima certeza de caer
y pocas sincronicidades

Como arena de pronto
me entibio y me ilumino
y tus pies desnudos por fin se animan
y te hundes en mí
y te cubro y te habito!

Como la arena
huelo en el mar las tormentas vecinas
y me siento en el fondo más en casa
que en el esfuerzo diario
de tocar un muelle

Y porque soy arena
algún niño me lleva en el hueco
pequeño de sus manos
y ve un hogar en mí
y me habita un instante

Soy afín a la arena
 ¡ Soy un alma con todos los senderos
de las almas en mí
que por fortuna...
...no caben en el cuerpo!

Verónica Inchausti



martes, 15 de noviembre de 2016

El vendedor de HumO

     
   Un ilusionista llamado “vendedor de humo” llega a un pueblo queriendo impresionar con su show, pero nadie es para recibirlo, hasta que un niño pasa jugando con una rama de un árbol como si fuera un avión, entonces el vendedor ve una oportunidad para llamar a la gente así que con su humo purpura convirtió esa rama en un juguete de verdad. Después de esto, una persona se acercó pidiéndole que hiciera parecer mejor a su perro y el vendedor comenzó a tener gente cerca de el, y así, ayudando a los habitantes convirtiendo todo lo suyo en algo mejor con ayuda de su humo.

 Cuando la gente empezó a sentir aprecio por el, el gobernador salio pidiendo la misma ayuda de los habitantes, que convirtiera su bastón con un diamante en algo mejor, el vendedor de humo acepto, pero en realidad su objetivo era el de llevarse el diamante. 

 Comenzó a llover y tenia que apresurarse, ya que el vendedor de humo sabía que su magia termina con la lluvia, así que ayudo al gobernador pero se quedo con el diamante y partió rápidamente de aquel pueblo. Al final, cuando la lluvia volvió a la normalidad todas las cosas el vendedor de humo se había ido lejos.





lunes, 7 de noviembre de 2016

Logical Song




Cuando era joven,

la vida me parecía maravillosa,
un milagro, era hermosa, mágica.
y todos los pájaros en los árboles
cantaban tan felizmente
con alegría y juguetones, me miraban.
pero luego, me mandaron fuera
para aprender a ser sensato,
lógico, responsable, práctico.
me enseñaron un mundo
donde podía mostrarme digno de confianza,
clínico, intelectual, cínico.
hay momentos cuando todo el mundo duerme
en que las preguntas se vuelven demasiado profundas
para un hombre tan sencillo como yo.
¿quieres decirme, por favor, lo que hemos aprendido?

sábado, 5 de noviembre de 2016

Tibio



Para mi corazón
basta tu pecho
para tu libertad
bastan mis alas

Neruda



Un águila rasga el cielo,
llega con el sol
 de la mañana.
Cánticos de corazones
que se aman,
se buscan,
 se hayan
en tardes frías
de un invierno
que espera
la llegada
 de un beso.

MaRía

El mapa del amor


    Amal lee hasta bien entrada la noche. Lee y deja que fluyan las palabras de Anna, sondeando suavemente los sueños, esperanzas y tristezas que habían sido etiquetados y guardados.

         Los papeles, pulidos por la fragilidad del tiempo, las hojas cubiertas de palabras inglesas por una pequeña mano que escribe con firmeza, inclinando ligeramente las palabras. Amal se ha decidido por el tipo y el tamaño de papel, así como por el color de la tinta. Otros documentos están en francés. Algunos están en sobres, otros vagamente agrupados en carpetas coloridas de ante.

      Hay una revista verde grande y en el cinturón de cuero marrón un pequeño ojo de cerradura de bronce, incrustado en la hebilla. Amal se encuentra en un rincón con una bolsa hecha de fieltro verde, como si hubiera sido confeccionada en algún proyecto de aula-en su interior dos anillos de boda, uno más pequeño que otro. Mira atentamente los grabados de su interior y al principio sólo puede distinguir una fecha: 1896. 

    En un sobre marrón grande encuentra sesenta y cuatro páginas de pura escritura árabe ruq´a. Amal reconoce la mano firme de inmediato: Letras verticales cortas pero rectas, ángulos agudos, la cola del ya escondida bajo su cuerpo. La mano definida y controlada de su abuela.

       El papel es blanco y de alineación estrecha, unido entre placas de mármol gris. Las páginas, rígidas, crepitan. Al abrirlas, suavizan su postura rígida. Algunos recortes de periódicos: Al-Ahram, Al-Liwa, The Times, Daily News y otros. Un programa de teatro a la italiana. Otro bolso, esta vez de terciopelo azul oscuro. Lo había puesto patas arriba con la palma de su mano y derramó una cadena de rosarios de madera pulida con una borla de seda negra.

      El resto del día su mano olía a madera de sándalo antiguo. Algunos cuadernos con dibujos diferentes. Varios libros de práctica de caligrafía árabe. Varios libros de ejercicios árabes, citas, notas, etc. Un medallón hecho de un metal de pesado colgaba de una fina cadena de acero. Cuando se presionaba el resorte, se abría y aparecía la imagen de una mujer joven. Es una pintura exquisita y la estudia con atención varias veces. Dice que tiene que conseguir una lupa para poder ver mejor los detalles.

       El cabello de la mujer joven es rubio, lo lleva suelto y ondulado, al estilo de los famosos prerrafaelistas. Tiene una frente lisa y clara, un rostro ovalado y una barbilla delicada. Su boca está a punto de sonreír. Sus ojos son de un tono azul extraño, más bien violeta, y miran directamente. Son muy expresivos. Hay una fuerza en la mirada, una voluntariedad, casi podría hablarse de rebeldía. Es la mirada que una mujer usaría-habría usado-si le pidiera a un hombre, un desconocido, que la sacara a bailar.

     La fecha en la parte posterior es de 1870 y en la tapa cóncava alguien había grabado una pequeña llave dorada. 

Ahdaf Soueif

viernes, 4 de noviembre de 2016

Alone

No hay muerte sin vida,
no hay vida sin muerte. 
Pero también
 hay una muerte en vida ...
 y la muerte en la vida, 
es exactamente la vida,
 prohibida para ser vivida

MaRía


jueves, 3 de noviembre de 2016

LaberintoS


Perdida,
circulo,
paro,
prosigo.


Camino por lunas llenas,
duermo al sol
 de las tardes de otoño.


Voy, paso a paso
sin percatarme
continuo en el mismo espacio.

Movimiento circular
redondo,
obtuso
perfecto,
confuso.

Continuo sin cesar
¿Para qué?
No salgo de este lugar,
 carcelera
en mi jaula cerrada
ansío
quiero
deseo 
desespero.

Pero no rezo 
para que me encuentren
ni salir de este [mi]
condenado laberinto
sin ti...
MaRía




martes, 18 de octubre de 2016

Oculto Deso

Oculto
hay un deseo 
oculto en mi pecho,
que me tensa la piel,
que fluye de mi

Oculto
hay un deseo descontrolado
que llena mi pensamiento

Dispuesto a actuar
dispuesto a no dar tregua
deseo sin piedad.

Oculto 
hay un deseo 
que me hace delirar
con solo imaginar tus manos
en mis muslos
tu boca, entre ellos,
y tu lengua
degustandome...


                                                 

                                                          ©MaRía


viernes, 14 de octubre de 2016

Turismo [interior ]

El paisaje se hizo visible en aquello que siempre había sido, piedras, árboles, barrancos, montañas.
 Los tres hombres ya no están aquí.
 El cornaca abre la boca para hablar, pero vuelve a cerrarla. 
El maníaco de los barritos comenzó a perder consistencia y volumen, a encogerse, se hizo redondo, transparente como una pompa de jabón, si es que los pésimos jabones que se fabricaban entonces eran capaces de formar esas maravillas cristalinas que alguien tuvo el genio de inventar, y de repente desapareció de la vista. 
Hizo plof y se esfumó.
El viaje del elefante (fragmento)
José Samargo



Dicen los entendidos que existen dos clases de turismo: interior y exterior.

                  En mi vida habitual suelo discrepar muy mucho de las opiniones expertas, no por mi carácter rebelde, no, sino más bien porque me gusta descubrir las cosas por mí misma, y la influencia experta puede “intoxicar” en cierta medida mis experiencias. Pero en este caso, creo que jamás antes estuve tan de acuerdo con una clasificación como con esta. Y es que me parece de lo más acertada. Aunque, tenga la sensación, que yo no la veo exactamente como ellos la entienden.





             Me da que pensar, que el turismo exterior es el clásico, aquel en el que sales con amigos, amor, niños, etc. con todos o solo con algunos, todo el mundo coge sus cachivaches favoritos, su cámara de fotos, sus chanclas con tira de velcro, aquel pareo que siempre quisiste ponerte y que él siempre quiere que te pongas, las gameboys de los niños y ni cortos ni perezosos, coges un autobús, un coche, un tren, un avión o incluso un transbordador espacial y una vez llegas al destino, haces y dejas pruebas de tu estancia allí, cuanto más mejor, importante la cantidad. 



Muy importante








En el turismo interior, una necesita ir sola, porque en este caso, el viaje, además de hacia afuera es hacia adentro.





Por que… no sé…, por si uno tiene algún rincón por descubrir….



[uno que no aparezca en las guías]

jueves, 13 de octubre de 2016

A veces ..




A veces

no cabe esperar nada
cuando el sol del estío reseca nuestra piel
cuando aún vestidos de agua y sal 
el agua se escurre, se escapa
no alcanza
mientras en el alma
la llovizna de desatino 
empapa, hunde
mientras la sal
corroe nuestra garganta


A veces

 no cabe gritar nada
cuando el oído es sordo
de quien da la callada por respuesta
el grito se ahoga en las entrañas
mientras en la tripa se forma 
el quiste y nos deforma
la sonrisa.

A veces

 mejor borrar
barrer, tirar, desescombrar
recuerdos de algo que no fue nada
porque nada son las mentiras, 
cuando se tejen entre distancias 
y cercanas palabras.

A veces

mejor 
no ser mejor
ni tan siquiera intentarlo
ponerse la piel de camaleón
porque de garras afiladas
están las letras [des]hechas
de caballeros y doncellas
de princesas y mendigos
de tanto cuento grotesco

de tanto te quiero perrito
pero pan, pan
poquito

MaRía




Más allá del cuerpo ...





Reconstruir un cuerpo
fragante en la memoria:
ingresa en el recuerdo semidiós
y en el olvido, viento.

El tacto: narraciones
de una teogonía suficiente:
ninfas en la saliva, los mensajes
de iris en la sangre, el asediar
de amazonas, cuantas alegorías
quisiéramos del fuego, la conciencia
suprema de la piel.

El cuerpo amado nunca
es solamente un cuerpo.












Ilustración: Elena Martyniuk
Poema: Aurora Luque

martes, 11 de octubre de 2016

Crimen

Últimamente los días y las noches
se parecen demasiado,
si algo aprendí en esta ciudad
es que no hay garantías ,
nadie te regala nada. 


Crimen. Gustavo Cerati


Hoy asesiné un poema
lo asesiné, a sangre fría
antes de nacer 
cuando estaba distraído
intentando ser 
en el vacío de mis pensamientos.

Lo asfixié hasta su fin
sin sentir ningún remordimiento
en practicar[me] ese aborto.

Estrangulando sin piedad
las arterias de sus palabras
engendradas contra mi voluntad
después de haber ingerido 
algunos tragos de semen envenenado
por la ingesta de una estéril venganza
en un devaneo de mi mente.

Cayó, redondo al suelo 
como fruto podrido 
mucho antes de tiempo.

Nadie vio nada,
nadie, escuchó un solo gemido.

Lo maté con silencio 
de mi
 callada boca ,
antes de parirlo en un impulso
abandonándolo a su suerte 
a plena luz del día 
en cualquier zanja pestilente
donde otros lo encontrasen
y lo matasen de desprecio.

MaRía



ViSióN

¿Acaso fue en un marco de ilusión,
En el profundo espejo del deseo,
O fue divina y simplemente en vida
Que yo te vi velar mi sueño la otra noche?

En mi alcoba agrandada de soledad y miedo,
Taciturno a mi lado apareciste
Como un hongo gigante, muerto y vivo,
Brotado en los rincones de las noches
Húmedos de silencio,
Y engrasados de sombra y soledad.

Te inclinabas a mí supremamente,
Como a la copa de cristal de un lago
Sobre el mantel de fuego del desierto;
Te inclinabas a mí, como un enfermo
De la vida a los opios infalibles
Y a las vendas de piedra de la Muerte;
Te inclinabas a mí como el creyente
A la oblea de cielo de la hostia...
—Gota de nieve con sabor de estrellas
Que alimenta los lirios de la Carne,
Chispa de Dios que estrella los espíritus—.
Te inclinabas a mí como el gran sauce
De la Melancolía
A las hondas lagunas del silencio;
Te inclinabas a mí como la torre
De mármol del Orgullo,
Minada por un monstruo de tristeza,
A la hermana solemne de su sombra...
Te inclinabas a mí como si fuera
Mi cuerpo la inicial de tu destino
En la página oscura de mi lecho;
Te inclinabas a mí como al milagro
De una ventana abierta al más allá.

¡Y te inclinabas más que todo eso!

Y era mi mirada una culebra
Apuntada entre zarzas de pestañas,
Al cisne reverente de tu cuerpo.
Y era mi deseo una culebra
Glisando entre los riscos de la sombra
A la estatua de lirios de tu cuerpo!

Tú te inclinabas más y más... y tanto,
Y tanto te inclinaste,
Que mis flores eróticas son dobles,
Y mi estrella es más grande desde entonces.
Toda tu vida se imprimió en mi vida...

Yo esperaba suspensa el aletazo
Del abrazo magnífico; un abrazo
De cuatro brazos que la gloria viste
De fiebre y de milagro, será un vuelo!
Y pueden ser los hechizados brazos
Cuatro raíces de una raza nueva:

Y esperaba suspensa el aletazo
Del abrazo magnífico...
¡Y cuando,
te abrí los ojos como un alma, vi
Que te hacías atrás y te envolvías
En yo no sé qué pliegue inmenso de la sombra!



Delmira Agustini- De Los cálices vacíos