.

domingo, 2 de julio de 2017

Crows



Dame la mano y vamos
ya dame la.
 Por la calle del bar El globito
pasan abrazados, parecidos entre sí.
Escuchan Counting Crows, grupos así
que la gente olvidará en serio.
Ella se duerme a la noche pensando 
nombres de nena. 
Él, es poeta y dice: 
Quisiera no escribir
malas palabras en el poema. 
Quisiera 
verte la cara brillando, brillando.
Y así se duerme él. 
Cuando llegó con el walkman
hecho pedazos y una parte en tres
descangallada supe que
escuchaba Counting Crows
grupos así, que la gente olvidará
¡en serio!
 Supe que años más tarde, 
en una salida casual
con chicas bien vestidas alguien diría:
"La vida es fascista"
 y en el fondo, de fondo,
 se escucharía Counting Crows
y ustedes, ellos, se mirarían sabiendo que
o tal vez, en un viaje en auto, 
a Rosario por ejemplo, pasarían 
por la experiencia
de ver un perro descangallado 
al borde de la autopista
que hiere y es herida 
a la vez y pasarían
por la radio un tema de los Counting 
y tardarían 
poco en mirarse por el espejo 
retrovisor como en la salida
tardarían poco en emocionarse y mirar la salida
recordando el tiempo 
de las malas palabras 
en los poemas 
y también recordando pensar
en las posibles derivaciones sexuales de esa amistad.
Quiero escribir los versos más bailables 
esta noche.

 Quiero verte bailar como un

perro, entero.


Marina Mariasch - Crows