.

jueves, 27 de julio de 2017

Profugos




A veces, en la noche

Cómo en la de hoy
Despierto bajo el grito aterrador
La selva sangra ausencias
Donde las bestias disimulan zarpazos
El desierto gime lágrimas de sal
Bajo un sol que hiela la piel
Es un niño perdido, herido
Repudiado en aras del amor
Del yo te amé
Del tú no a mí
A veces, en la noche
La piel llora sangre coagulada
Saturada de reproches
De ausencias vanas
A veces llora la noche
Como infinitas veces
Lloró el día
No te engañes
Ya no vuelve quién se curó
En el mar , la penúltima
Herida.

© María