.

jueves, 30 de marzo de 2017

Stop the cocks _ L.A.



Escúchame, 
sólo hay una cosa que no puedes ver 
cada vez que hablas. 
Millones de cosas, 
sólo hay una que no puedes ver, 
cada vez que hablas. 

No puedes detener los relojes para siempre, 
escucha lo que digo, 
Detén los relojes para ti y para mí. 
Escúchame una vez más, 
detén los relojes para siempre. 

Escúchame, 
sólo hay una cosa que no puedes ver 
cada vez que hablas. 
Millones de cosas, 
sólo hay una que lo cambia todo. 
Cada vez que te caes. 

No se puede detener los relojes para siempre. 
Escucha lo que digo 
detén los relojes para ti y para mí.. 
Escúchame una vez más 
detén los relojes para siempre 
detén los relojes para siempre 

Todo sucede demasiado rápido 
ahora es una parte de mi pasado 
todo cambia tan rápidamente. 

Detén los relojes para siempre, 
detén los relojes para ti y para mí 
detén los relojes para siempre 
detén los relojes


martes, 28 de marzo de 2017

Ciega


Llegas  de nuevo,
 ya huele a ti. 
 en la oscuridad no te veo,
 te siento,
como desearía verte, 
verte desnudo,
 despojado, 
libre frente a mí.

tu miembro,
 ese que cada noche me penetra, 
saciando mi sed.

Tus manos, 
esas manos que recorren mi piel,
 firmes y a la vez con ternura, 
suaves, ligeras, hábiles.

 Esos labios que me hablan 
 que deseo probar, sentir. 

Ese cuerpo que da calor
 a mi piel .

Yo, no veo, 
sólo siento con eso 
casi me basta.

Aquí me tienes, 
mírame,
  observame, 
tienes una pista, 
un punto señalado 
 en el mapa de mi cuerpo
 es ahí donde hoy deseo
 que te entretengas 
hasta que el alba anuncie
 un nuevo día


Sabes que mis palabras, 
mis deseos, mis fantasías,
 mis sueños 
son contigo aunque no te vea
 no estoy ciega 
 me has liberado de mi cuerpo
 y en mi mente:
noto tus caricias
detecto tu aroma
visualizo tu cuerpo
escucho tus deseos
saboreo tu hombría



Ven, y tómame una vez más

María

Como un niño

[Fotografía: J.F. Sousa]


Cuantos pensamientos mientras miro el mar 
que en el tiempo atrás me llevara 
cuando en las nubes me gustaba estar 
y en los cuentos creía sin dudar.. 
sueños y deseos se volvían realidad 
en el libro de la fantasía 
era ese momento de la vida en que no hay melancolía 
ahora que la inquietud  y confusión 
han robado espacio en nuestra ilusión 
quiero más que nunca 
mantener la ingenuidad y una esperanza dentro en mi 
para como entonces no dejar de preguntar siempre porque.. 

y dibujo como quiero  el mundo alrededor.. 
como un niño que sabe siempre mantener su gran curiosidad 
el instinto hoy me da las ganas de volar 
como un niño que no se rendirá jamas 
busca la felicidad...! 

respirando el aire que me sabe a sal 
solo acompañado por mi soledad 
este sitio lo recuerdo mítico de pequeño parecía mágico 
como entonces busco la respuesta que no se 
si existe o yo la soñé? 
quedo en silencio caminando yo quizás encontrare.. 

y dibujo como quiero  el mundo alrededor.. 
como un niño que sabe siempre mantener su gran curiosidad 
el instinto hoy me da las ganas de volar 
como un niño que no se rendirá jamas 
busca la felicidad...! 

y  por siempre invisible sincera.. 
una parte de mi... quedará.... 

y dibujo como quiero el mundo alrededor.. 
como un niño que sabe siempre mantener su gran curiosidad 
el instinto hoy me da las ganas de volar 
como un niño que no se rendirá jamas 
busca la felicidad...!



lunes, 27 de marzo de 2017

Noche Oscura




En una noche oscura
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras, y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!
a oscuras, y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía,
sino la que en el corazón ardía.

 Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

 ¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que la alborada:
oh noche que juntaste
Amado con Amada.
Amada en el Amado transformada!

 En mi pecho florido,
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

 El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme, y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.




San Juan de la Cruz
*Noche oscura*

domingo, 26 de marzo de 2017

Primigenios



Al principio los hombres no vivían sobre la tierra.
 Existían solamente un hombre y una mujer,
 y éstos vivían debajo de la tierra.
 Ambos eran los primeros y los únicos,
 y no sabían que cada uno de ellos
 tenía un sexo diferente

El Decameron Negro